Todos los días utilizamos gas para realizar actividades cotidianas como bañarnos, cocinar y limpiar nuestros hogares o empresas. Uno de los elementos que necesitamos para estas actividades son los cilindros y tanques de gas estacionarios.

Para el uso de estos elementos es indispensable seguir con ciertos aspectos para evitar problemas, como:

Los tanques se deben almacenar en espacios ventilados, protegidos del medio ambiente como el sol, agua, lluvia, humedad y de ambientes corrosivos. Además, se debe tener lejos de agentes oxidantes.

Otro punto importante para evitar problemas es tener el área libre de obstrucciones y accesibles para el manejo y cuidado. Si el área para colocar los tanques o cilindros de gas es al interior de un hogar, el área debe estar aislada por paredes con materiales incombustibles y resistentes al fuego.

Puntos importantes que revisar:

  • Checa que no haya fugas en las instalaciones
  • Colocar cinta teflón en las conexiones para evitar fugas
  • Sustituir todas tus tuberías dobladas o a punto de quebrarse
  • Utilizar mangueras de coflex o de cobre
  • Verificar los puntos de seguridad de tus tanques
  • No utilices tanques o cilindros con golpes

 

El uso y manipulación de los cilindros y tanques de gas requieren de conocimientos, precaución y responsabilidad por eso es importante que se sigan puntos de seguridad para evitar accidentes